MANTEQUILLA

Elaborada únicamente con nata fresca, es una mantequilla viva, con sabores ligeramente ácidos y con recuerdos a avellana.  Aun lavándola dos veces en su elaboración para eliminar lactosa y conseguir que no se enrancie, llevamos a gala ese desarrollo de sabores más complejos con el paso del tiempo, cuando la acidez se acentúa y aparecen notas animales.